Sierra de Luna

LA TIERRA DEL PASODOBLE Y LAS ICNITAS

Este municipio cincovillés situado a 50 kilómetros de Zaragoza se ha hecho famoso por el pasodoble que lleva su nombre, que compuso Francisco de Val y que han interpretado conocidos cantantes como Manolo Escobar o Rosita Ferrer.

En esta pasodoble-jota se nombran algunas de las virtudes de este municipio, que es muy apreciado por su vino y su aceite, que se producen todavía artesanalmente en la cooperativa del municipio.

Tradición que se fusiona con la historia de esta localidad, en la que se encontraron hace unos años en un montículo cercano al municipio un yacimiento de icnitas (huellas) de grandes mamíferos, similares a rinocerontes y caballos primitivos, que vivieron hace doce millones de años, concretamente en el Mioceno.

En total, son un conjunto de 121 huellas fosilizadas –de ahí el nombre de icnitas– didáctilas, de dos dedos, y tridáctilas, de tres, situadas en superficie de 168 metros cuadrados que se puede visitar, ya que está señalizada, dotada de una barandilla de seguridad y explicada mediante un papel. Este yacimiento es uno de los cuatro que se conservan en Europa de la época del Mioceno.

De vuelta ya al municipio, destaca de Sierra de Luna su iglesia parroquial, dedicada a Santa Águeda, construcción que conserva en su interior algunas joyas, como el lienzo barroco de Santa María Egipciana y el retablo mayor, de comienzo del siglo XIX.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X