Piedratajada

TIERRA DE BODEGAS

Su nombre hace alusión a la composición del terreno, ya que Piedratajada se sitúa en un valle pedregroso, de piedra, sobre un montículo cortado (tajado, en latín). De la fusión de ambos sale el nombre de la localidad, situada a 50 kilómetros de Zaragoza, tomando un desvío por Las Pedrosas, a través de la carretera (CV-810).

Este municipio estuvo ligado durante años al trabajo de la piedra (cantería) y también de las viñas, conservándose numerosas bodegas antiguas excavadas en la roca. Estas bodegas permitían conservar el vino, ya que, al estar excavadas en el subsuelo, la temperatura era constante, algo idóneo para la fermentación del mosto.

Hoy en día, algunas de estas bodegas están señalizadas con paneles informativo y se pueden visitar.

También es digno de ver el antiguo pozo del hielo, hoy recuperado, otro elemento que atestigua el devenir de este municipio con mucha historia. Este pozo se localiza a las afueras de la localidad, muy cerca de una conocida balsa que hay en ella, y también de un peirón que goza de la admiración de los vecinos. Así, fue recuperado y encomendado a San Isidro, tras realizar una consulta popular.

Una vez en la localidad también se puede descubrir la iglesia de San Sebastián, de estilo gótico levantino, transformado en el siglo XVI, ampliándose sus volúmenes y elevando la cabecera. De ahí, que el templo vigile desde lo alto el municipio, convirtiéndose en guardián del tiempo y la historia local.

Ruta 3: Valpalmas-Piedratajada


DESCARGAR MAPA 
DESCARGAR TRACK GPS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X