Marracos

DE LOS CALEROS AL SALTO DEL LOBO

Al amparo del río Gállego, Marracos se localiza en el extremo más oriental de la Comarca de las Cinco Villas. A 48 kilómetros de Zaragoza, este municipio ligado al campo también destacó antiguamente por su actividad en torno al mundo de la cal, ya que poseía un horno en el que se transformaba la piedra caliza en este material tremendamente importante para economías tradicionales por sus múltiples usos.

Pero Marracos no solo es conocido por sus elementos etnográficos, sino también por la conservación de su iglesia, dedicada a Santa Catalina, y por uno de los parajes más singulares de la comarca: el Salto del Lobo, que albergó antaño una central hidroeléctrica. Este enclave ofrece a los visitantes espléndidas vistas panorámicas sobre el río Gállego y una flora y fauna exuberante propia de la ribera.

Así, se trata de un ecosistema muy apreciado por los amantes de la botánica, ya que hay especies como la ‘Cola de caballo’, propia de lugares húmedos y encharcados, una planta primitiva que hace 400 millones de años formaba grandes bosques; junto a ellas, grandes extensiones de chopos, árbol propio de las riberas, además de apreciarse fresnos, las bandellias y las lisimaquias blancas, todas ellas difíciles de encontrar en el resto del recorrido desde Gállego, salvo en su desembocadura.

Igualmente destacan por su aroma intenso y característico, las mentas que hacen de esta zona de la ribera, armonizada por el ritmo del agua, un verdadero paraíso.

Ruta 6: Marracos-Puendeluna-Ardisa


DESCARGAR MAPA 
DESCARGAR TRACK GPS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X