Deporte en un medio natural espectacular

¿Quién no se ha imaginado alguna vez pasear por un entorno natural protegido bajo la luz del sol? ¿o con una niebla que incita a la imaginación y al misterio? o con nieve, cubriendo un paisaje donde el hombre queda a merced de la inmensa naturaleza.

Todo eso el posible en la Comarca de las Cinco Villas, una zona privilegiada por su situación geográfica y su orografía, que le confieren unos paisajes emblemáticos y singulares en los que practicar cientos de actividades al aire libre: un paraíso para los amantes del deporte, tanto los que lo practican de forma individual, como los que buscan actividades programadas por la comarca y los propios ayuntamientos.

La Comarca de las Cinco Villas impulsa anualmente 70 actividades, en las que participan alrededor de 10.000 personas de procedencias diversas. Algunos buscan rutas senderistas, otros, carreras de BTT, pruebas pedestres o trails, así como competiciones ciclistas o buscar setas en las jornadas micológicas.

Todas estas actividades son posibles en las Cinco Villas, ya que su orografía, con particularidades muy positivas para la práctica del deporte, permite el desarrollo de pruebas de nivel, y otras, menos duras, aptas para participantes con menor capacidad física, ya que al ser la comarca más extensa de Aragón, su amplio territorio permite programar actividades en diferentes escenarios, pero todos ellos marcados por la belleza del medio natural.

Por citar algunos ejemplos, son clásicas las carreras ‘Mil hombres de Luna’, ‘No hay pitera’, de Longás, la 40×4.000 y la Carrera de Montaña, ambas de Luesia, o las incluidas en el Circuito de Carreras Populares que impulsa la comarca, que congregan pruebas (generalmente solidarias) en varios municipios, como Biota o Uncastillo.

Otras rutas singulares ligadas al entorno natural son la ‘del diablo’, entre Biota y Layana, el descenso del Gállego que se hace en Ardisa en verano, en kayak, o los recorridos senderistas que se llevan a cabo por los despoblados de Júnes y Lacasta (en Luna), las Bardenas Negras (Ejea de los Caballeros), la Peña de la Bailadera, en Castiliscar, o la subida a la ermita de la Magdalena, de Urriés, que se ofrecen dentro de la programación senderista anual que impulsa la comarca y que permite acercar a las familias la belleza del monte cincovillés.

Otros atractivos que ofrece el bosque cincovillés permiten descubrir las aves y la riqueza micológica de la zona, así como paisajes sorprendentes, como los Aguarales de Valpalmas, el entorno de Los Pintanos y los magníficos miradores que se aprecian en la ruta programada por Castejón de Valdejasa. Junto a ellos, la vegetación exuberante presente en Luesia.

Precisamente, esta última está incluida en un proyecto más amplio, Prepyr 365, que fue seleccionada por el Gobierno de Aragón como una de las mejores experiencias turísticas de Aragón en su edición de 2016, porque combina naturaleza, en un entorno incomparable –parte de la Sierra de Santo Domingo, declarada Paisaje Protegido–, porque aúna esfuerzos de todos los municipios y comarcas implicadas y porque ayuda a mostrar la riqueza del territorio desde un punto de vista sostenible y vertebrador.

A estas distinciones, hay que sumar que la Sierra de Santo Domingo está declarada como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), así como Zona de Protección del Quebrantahuesos, albergando en su interior una zona de nidificación.

Por la presencia de estas zonas ‘especiales’, en la comarca también se puede disfrutar de rutas educativas, como las ornitológicas, así como actividades en las que deporte y formación se unen. Es el caso de propuestas como el Congreso de Valores en el Fútbol Base que se desarrolla en Castiliscar, que congrega a más de 1.000 personas, o las jornadas ‘Educando con el ciclismo’, en Ejea, en la que se dan cita más de 4.000 deportistas amantes del mundo del pedal.

Con todos estos ingredientes, la Comarca de las Cinco Villas se convierte en un entorno muy recomendable para poder practicar deporte en un territorio privilegiado, lleno de preciosos paisajes y animado por la variedad de actividades programadas, a las que puede acceder todo el que quiera participar. Solo se pide una cosa: disfrutar y respetar el entorno.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X